Todo empezó el verano de 1987, cuando algunos guardas de los refugios de la zona de una manera espontánea decidieron dar la vuelta al Parque Nacional d’Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici en un solo día. Sólo pretendían hacer una simple visita de cortesía a los otros refugios. A esta primera visita siguieron otras y de la misma manera espontánea, también nació el nombre de Carros de Foc. Todavía hoy, después de tantos años, no sabemos exactamente el porque de este nombre ni quién fue el inspirador.

Con el paso de los años la ruta se ha convertido en la gran clásica del Pirineo. Un lugar de visita obligada para todos los amantes de la montaña. Sólo la belleza espectacular de estos paisajes es la responsable de que año tras año miles de personas recorran sus caminos, coronen sus montañas y de que ese nombre, de padre desconocido, corra de boca en boca: CARROS DE FOC.


Snackgods


Camin ReiauCompanhia de guies de montanhaPass Aran